Cuando la suerte acompaña

12.04.2007 08:12
avatar  dirk_71
#1 Cuando la suerte acompaña
avatar
Rey/Reina del Foro


Castro y el presidio político. A propósito de la Primavera Negra de marzo de 2003.

Tania Quintero, Lucerna

TEMA: Represión en presente


Fidel Castro ha sido un gran afortunado. Hijo de un gallego dueño de tierras en el Oriente de Cuba, pudo estudiar en escuelas católicas privadas y a cargo de padres jesuitas. No tuvo problemas para matricular la carrera de Derecho en la Universidad de La Habana: si fuera en estos años, no habría podido hacerse abogado, porque tenía antecedentes "subversivos" —y ahora, según él mismo ha dispuesto, "la universidad es para los revolucionarios".

Sus biógrafos aseguran que en sus años mozos alternó el pandillerismo con acciones cívicas que iban desde la organización de reuniones y manifestaciones callejeras, hasta la publicación de denuncias en los principales periódicos y revistas de la época.

Castro siempre supo sacar provecho de las ventajas democráticas ofrecidas por una sociedad donde existía libertad de prensa y de asociación. Precisamente esas libertades le posibilitaron erigirse como líder opositor, porque si no hubiera sido por los medios de comunicación, nadie habría sabido quién era aquel oriental que se adaptó tan pronto a vivir en La Habana.

El golpe de Estado de Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952, tampoco impidió a Fidel Castro continuar con su meta de llegar al poder por cualquier vía. Aunque era dictatorial el gobierno que ese día se instaló en el país, Castro no tuvo mayores dificultades para nuclear a casi un centenar de jóvenes de distintas provincias, reunir dinero y armas, y entrenarse en terrenos de las afueras de la capital. Actividades bien distintas a las que hoy realizan en Cuba los grupos disidentes, caracterizados por su pacifismo.

Lo demás es conocido: el 26 de julio de 1953 comandó el asalto al cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, con muertos y heridos en ambos bandos. Salió ileso. Unos días después, el 1 de agosto, un militar negro lo encontraría en una chabola en las afueras de Santiago de Cuba. Antes de 1959 había en la Isla militares pundonorosos: ello explica por qué este hombre no lo mató ni lo maltrató. Lo arrestó con el decoro del que hoy carecen algunos uniformados en las penitenciarias cubanas.

Si un cubano intentara hacer hoy lo que hizo Fidel Castro en 1953, sería matado sin contemplaciones. Si fueran varios, todos habrían sido fusilados. ¿O es que ya olvidamos lo que hicieron con el general Arnaldo Ochoa, Tony de la Guardia y los otros acusados de narcotráfico en 1989, un delito que no conlleva la pena de muerte en ningún Estado de derecho?

Por preparar y dirigir el asalto a un cuartel militar, Castro recibió una sanción de 15 años, benigna si la comparamos con los 18, 20, 25 y 28 años a los que condenaron a 75 opositores pacíficos en abril de 2003. Pero como la suerte siempre ha estado de su lado, Castro sólo cumplió 22 meses. El 15 de mayo de 1955, él y sus seguidores salieron en libertad incondicional del Presidio Modelo de Isla de Pinos, gracias a una amnistía general concedida por Batista, militar que pese a su fama de sanguinario no solamente preservó la vida de Castro sino impidió que le pusieran una mano encima.
.....................

http://www.cubaencuentro.com/es/encuentr...uerte-acompana/(gnews)/1174366800

Nos vemos

Dirk

 Antworten

 Beitrag melden
Bereits Mitglied?
Jetzt anmelden!
Mitglied werden?
Jetzt registrieren!